Libro: Superficiales de Nicholas Carr


Una de las metas que me propuse para este año es, leer con más continuidad libros que había comprado y los tenía olvidados en la biblioteca. Y uno de esos libros que compré por recomendación de varias personas es, Superficiales (The Shallows) de Nicholas Carr. Un libro muy interesante con un estilo de redacción atrapante, con historias personales y ejemplos de varios experimentos que dieron mucho de que hablar.

El tema principal que aborda el libro se desarrolla bajo la pregunta ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes? y en cómo las grandes cantidades de información que manejamos hoy en día y la alta dependencia a la conectividad hace que nuestra mente se disperse.

Carr hace un recorrido histórico por varias tecnologías que influenciaron en el progreso de la humanidad, desde la invención del mapa, el reloj, la imprenta, internet, los buscadores, libros electrónicos, hasta llegar a la Web 2.0 que tenemos ahora.

En base a esto, plantea que nuestras tecnologías se pueden dividir a grandes rasgos en cuatro categorías, según su forma de complementar o ampliar nuestras capacidades innatas. Un primer conjunto, aumenta nuestra fuerza y resistencia física, nuestra destreza y nuestra capacidades de recuperación. Un segundo grupo, extiende el alcance o sensibilidad de nuestros sentidos. Un tercer grupo, nos permite remoldear la naturaleza para servir mejor a nuestras necesidades o deseos. Y una cuarta categoría, denomina tecnologías intelectuales. Éstas incluyen todas las herramientas que utilizamos para ampliar o apoyar nuestra capacidad mental.

Estas tecnologías intelectuales, entre las que se encuentra Internet, son las que ejercen el poder más grande y duradero sobre qué y cómo pensamos, dice Carr. Y ya que nuestro cerebro posee una alta plasticidad, Internet y todo el ecosistema de tecnologías que la rodean alteran nuestros procesos neuronales, nuestra cultura y forma de ver el mundo.

Como dije, el libro contiene varias historias personales sobre cómo uno adapta la tecnología al día a día, y a medida que se avanza en la lectura, si uno es de los que vivió el auge de la Red, Google, y en los últimos años Twitter y Facebook se siente muy identificado con esas historias.

En resumen, es un libro muy bueno, que en cierta forma sirve para hacer un poco de retrospectiva y ver como fuimos adaptando la tecnología y más precisamente Internet a nuestras vidas. Como nos hemos vuelto poco o mucho superficiales en ciertas cosas. Así que no lo duden en leerlo.

Unas cuantas frases que me gustaron del libro:

  • “Lo que estamos entregando a cambio de las riquezas de internet, es nuestro viejo proceso lineal de pensamiento.”
  • “Los medios no son sólo canales de información, proporcionan la materia del pensamiento, pero también modelan el proceso de pensamiento.”
  • “Nos hemos pasado al bando de los malabaristas.”
  • “Estamos hambrientos de lo nuevo aun cuando sepamos que suele tener más de trivial que de esencial.”
Fuente Imagen – Editorial Taurus

El Universo, nuestro Cerebro e Internet


Uno cuando mira al cielo a simple vista sólo puede notar estrellas con diversos brillos y colores, parecen dispersas en forma aleatoria sin encontrarle estructura alguna, salvo en casos donde estemos en lugares con muy poca contaminación lumínica, y en ese caso sí se podría contemplar una franja que cruza todo el cielo, eso es el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Hoy sabemos que muchas estrellas de nuestra galaxia componen sistemas planetarios, y al mismo tiempo estas estrellas se organizan formando nuestra galaxia, llegando al total de  200 mil millones aproximadamente. Si vamos más allá y nos movemos a escala galáctica, podemos apreciar que en el universo observable existen unas 100 mil millones de galaxias. Y nuevamente como en el principio, estas galaxias tampoco están distribuidas aleatoriamente, forman estructuras, cúmulos galácticos realmente complejos, donde tampoco estos están aislados en lo absoluto.

Todas estas estructuras que mencioné, aunque parezca mentira conforman sólo el 5% de nuestro universo, se denomina “materia visible”, el resto es 25% de materia oscura y 70% de energía oscura. Es la materia oscura la que forma filamentos de miles y miles de años luz, haciendo que las galaxias y los supercúmulos galácticos formen una red estructural, dándole así la forma a nuestro universo.

Ahora si dejamos de mirar hacia fuera y tomamos nuestro cerebro como el todo y nos sumergimos en él, vemos que la historia se repite. La estructura cerebral contiene aproximadamente unas 100 mil millones de neuronas con por lo menos 1014 conexiones sinápticas (aproximadamente, entre 100 y 500 billones). O sea, que en nuestro cerebro tenemos tantas neuronas como galaxias en el universo, algo realmente sorprendente teniendo en cuenta las diferentes estructuras y distancias que lo conforman a ambos. Tanto en escalas astronómicas, como en escalas microscópicas, las estructuras se repiten, tenemos diferentes niveles y tiempos evolutivos pero siempre se tiende a la interconexión.

Para notar mucho mejor esta relación, a continuación les dejo una imagen donde se copara una porción de la red neuronal que compone nuestro cerebro, con una imagen de una simulación realizada por el Virgo Consortium, donde se aprecia la red de filamentos que unen galaxias y cúmulos.

Como verán las similitudes son impresionantes, en el video de la denominada Simulación del Milenio sobre la cual se hizo la comparación mencionada pueden apreciar con mucho más detalle lo que les comento. Esta simulación es la más grande y más realista jamás recreada del crecimiento de la estructura cósmica y de la formación de galaxias y cuásares, algo impresionante se los aseguro, no dejen de verlo.

Ahora bien, si vamos un poquito más allá, pero dejando de lado composiciones biológicas y astronómicas y nos centramos en estructuras artificiales creadas por el hombre, notablemente seguimos convergiendo en lo mismo. Elementos distribuidos en el espacio formando redes cada vez más y más complejas que crecen con el tiempo, y a esta altura seguro saben de lo que estoy hablando, nada más ni nada menos que de Internet. La red de redes que nació casi a comienzos de la década del 70, actualmente con más de 40 años en funcionamiento y constante evolución, llegó a ser lo que es hoy gracias al modelo de red y la interconexión entre sus nodos.

Como también necesitamos tener una visión global de esto, a través de estos años vimos varios mapas de internet. Pero lo que sucede es que es algo tan dinámico que es casi imposible tener una visión actualizada del sistema. Hace poco la empresa Peer 1 realizó un mapa utilizando los datos topológicos de CAIDA, el resultado obtenido contiene todos los elementos importantes de la “geografía” de Internet: los proveedores, universidades, puntos de intercambio de datos y grandes organizaciones y empresas tales como Google o Facebook. En total hay unos 20.000 sistemas autónomos (nodos) y 44.000 conexiones entre ellos.

Al igual que el cerebro, internet evoluciona creando nuevos canales de comunicación, es más se ha descubierto que se pueden realizar múltiples y nuevas conexiones neuronales en el caso de que una lesión dañara la parte prefrontal del cerebro.

El universo tiene unos 13.700 millones de años, la especie humana unos 175.000 años aproximadamente, pero la estructuración y configuración de nuestro cerebro y más específicamente la del neocórtex llevó millones de años. El patrón se repitió a través de toda la historia, ya sea desde la constitución de las ciudades hasta la configuración actual de internet, siempre tendemos a conectar todo lo que se encuentra entre el mundo microscópico y macroscópico, nuestra obra maestra está claro que es la red de redes, producto del funcionamiento e interacción de la red neuronal que conforma nuestro cerebro y nos abre camino a nuevas cosas.

Hay varias teorías que ofrecen diferentes miradas sobre cuál sería el destino de nuestro universo, la más aceptada de todas es que seguirá expandiendo eternamente, y los filamentos que conforman los cimientos cósmicos quedarán vacíos al extinguirse las estrellas y consecuentemente las galaxias y conglomerados que estas forman. En contraste con esto, sobre el cerebro e internet no podemos afirmar absolutamente nada, son sumamente prematuros respecto de la edad del universo y esto nos lleva a muchas preguntas sobre cuál será el futuro, ¿Qué cosas emergerán?, ¿Lograremos conectar nuestra mente a internet?, ¿Cómo se complementan con el surgimiento de las redes sociales?, ¿Emergerá una consciencia artificial?, las preguntas suenan mucho a ciencia ficción, pero hay muchos científicos haciéndoselas y trabajando en ello.

Espero haber cumplido un poco el objetivo del post, que era plantear una comparación entre los tres conceptos detallados anteriormente y, en base a eso cuestionarnos cuál será su evolución y cómo nos adaptaremos. Como dato final, les recomiendo el libro “Cerebro y universo, dos cosmologías” de David Jou, donde se trata en paralelo las leyes del universo y redes neuronales que gobiernan a estos sistemas.

“El acceso a la web debe ser un derecho de la humanidad”


A través de Bitelia.com leo una de las últimas frases del padre de la web Tim Berners-Lee que fueron parte de una de las últimas charlas que ofreció en el MIT, nada mas ni nada menos, y el resultado fueron palabras como estas::

“Es imposible vivir sin la web, creo que ahora mismo se trata de un derecho de la humanidad. Al igual que sin agua no podemos vivir, si no estas conectado y eres parte de la sociedad de la información no crecerás, no te harás más grande.”

Simplemente un genio, y gracias a él podemos en este mismo momento compartir muchas cosas a través de internet. A continuación les dejo un par de frases muy interesantes:

“La Web de hoy es sólo la punta del iceberg. Llegarán nuevas tecnologías mucho más poderosas que nos permitirán hacer cosas que jamás hubiéramos imaginado. Lo mejor está por llegar.”

“La web es más una creación social que técnica. La diseñé para un efecto social – para ayudar a las personas a trabajar juntas – y no como un juguete técnico. El objetivo último de la Web es apoyar y mejorar nuestra existencia tipo-web en el mundo. Nos agrupamos en familias, asociaciones y empresas. Desarrollamos la confianza a través de las millas y la desconfianza a la vuelta de la esquina.”

La visión del futuro de Isaac Asimov


Un pequeño post para compartir un video de Isaac Asimov (un ícono de la ciencia y la literatura) de 1988 en donde expresa su visión del futuro y habla de lo que hoy llamamos internet, es realmente increíble, se los recomiendo mucho.

Video visto en DrGen

“Agujeros Negros” en Internet


He hablado un par de veces (Inquisición 2.0Cuando acceder a la información de la red es casi imposible) sobre la censura en internet y el control al acceso de la información a nivel mundial, y ahora particularmente les quiero dejar una imagen que vi en ALT1040 que es bastante representativa sobre ésta situación.

Inquisición 2.0


Muchos de nosotros en ésta instancia de nuestra vida y estos tiempos navegamos desde nuestra habitación, oficina o el bar de la esquina libremente por internet sin ningún problema, o mejor dicho, problemas para nada graves, como quedarnos sin acceso a la red, inoperabilidad del hardware u otro componente de nuestra conexión (por ejemplo, estos días se quemo el router :( y lo reemplace en parte con el viejo modem), pero bueno todo con una solución cercana en cierta forma.

Dejando de lado la introducción, en muchas partes del mundo esto no es así (mas de 10 países), la libertad de expresión, el acceso al conocimiento, el compartir ideas está mucho mas que restringido y algo de ésto escribí hace un tiempo. Ahora quería hacer nuevamente hincapié en éste tema haciendo una analogía con el proceso de Inquisición de hace 500 años aproximadamente llevado contra Copérnico y Galileo por exponer sus ideas revolucionarias y cambiar el curso de la historia de la humanidad. Si lo analizamos bien la humanidad a dado un vuelco sin precedentes en muchas ocasiones, por citar, el desarrollo y evolución de nuestro lenguaje, el desarrollo de la imprenta, la era de la computación, y la última de todas, Internet.

Siendo esto así y estando en el siglo XXI no puedo creer como es que en países como China, Cuba, Irán y muchos más, mantienen a bloggers encarcelados, monitorean costantemente las redes internas del país en busca de sitios que contengan las palabras democracia o derechos humanos y los cierren, y eso en el mejor de los casos. Es hora de darse cuenta que estamos frente a una nueva era del conocimiento y que sólo se trata de evolucionar, hay que saber encontrar el propósito y aprovechar al máximo las redes sociales, el flujo continuo de información en tiempo real y las nuevas tecnologías, como parte de ello una de las buenas noticias de hace unas semanas anunciaba que Chile es el primer país en garantizar la Neutralidad en la Red por ley, solo falta que los demás países se unan a esta ola.

Para que quede claro mi comparación, tratan (y lo logran) de callar y censurar a las personas a expresar sus ideas y opiniones del mundo que nos rodea, solo que ésta vez, las expuestas en otro plano creado por nosotros mismos, pero ello no quiere decir que los derechos y libertades no tengan validez.

Para terminar les quiero dejar un video que me gusto mucho, y espero sus comentarios ;)

¿Que tienen en común un cuchillo e internet?


Este post es una especie de extensión al anterior en donde en el video que les dejaba se discutía sobre las redes sociales e internet como un nuevo mundo y que aspira a que la gente este todo el día conectada teniendo una suerte de doble vida. Y particularmente me quede pensado en aquellos que atacan todo esto y muchas veces sin saber, con las típicas frases “internet es una porquería”, “facebook es una mierda”, “la gente perdió su privacidad” y demás. Entonces quería dejar un ejemplo sin ridiculizar ni nada por el estilo y dejando en claro que internet es solo una herramienta mas.

Por ejemplo si tomamos un cuchillo, el cual es una herramienta y una invención tecnológica, que podemos hacer con él:

Podemos utilizarlo en la cocina y para alimentarnos, se utiliza en la caza, lo utilizan médicos para salvar vidas y además por el contrario se puede usar para asesinar a una persona, secuestrar un avión y estrellarlo contra un edificio y tantos ejemplos mas que no vienen al caso.

Ahora tomemos a internet como una herramienta y vemos que podemos hacer:

Podemos compartir información, ideas, opiniones con una persona a medio mundo de distancia, conocer gente con mismos intereses, encontrar la mujer/hombre con la que te cases, crear redes comunitarias, y cientos de ejemplos mas, pero también como todos saben se pueden robar datos, suplantar identidades, generar grupos de discriminación del tipo que sea y demás.

A lo que quiero llegar con esto es que en cierta forma todo depende de la implementación y no de la herramienta en si misma como muchos critican, nunca escuche a un grupo de gente discutir e ir en contra de un cuchillo cuando sucedió el 11S y miles de otros casos que vemos todos los días, y lo cual me parece bien porque el factor determinante es la persona y como utiliza los medios, lo mismo pasa con la privacidad, la gente no la perdió con la llegada de internet, solo que el concepto de compartir de extendió a muchas mas personas las cuales ya no forman parte del circulo de amigos (reales), creo el concepto de privacidad es relativo a cada persona.

En conclusión, para responder la pregunta que titula al post, yo diría que lo que tienen en común un cuchillo e internet es que ambos tienen un lado bueno y un lado malo, y que todo depende de la persona, la sociedad y el tipo de implementación que se haga.

El estado de Internet


Vía ALT1040 publican una infografía con mucha información recabada en 2009 respecto al estado de internet, arrojando resultados como estos:

  • Un 74% de los hombres y un 74% de las mujeres usan Internet.
  • El 93% de usuarios de internet tiene entre 18 y 29 años.
  • Y el 38% mas de 65 años.
  • Hoy en día el 38 % de los usuarios utiliza con frecuencia intenet en su casa, en 2005 era un 27% de los usuarios.
  • Se ve solo una diferencia de 12% entre las personas que usan computadoras de escritorio y notebooks.
  • También vemos que el mayor porcentaje de bloggers se encuentra entre los 35 y 44 años.

Obvio esta que estos datos se obtuvieron de países del primer mundo, seguramente es totalmente diferente la realidad sin ir mas lejos en nuestro país, mas allá que en los últimos años se ha crecido mucho, creo que estamos muy lejos de llegar a una hiperconectividad donde el 98% de las universidades y casi 50% de escuelas e institutos tienen un gran acceso a internet, en fin, lo bueno es que el progreso está.

Un día en internet


Con el tema de los finales ando con poco tiempo para el blog, el viernes que viene rindo y después si prometo volver ;) , mientras tanto les dejo una imagen que vi a través de los enlaces recomendados de la semana en NeoTeo, en la cual vemos la cantidad de correos que circular, la cantidad de imagenes subidas, los tweets enviados por día, la verdad está muy buena, es media larga eso si.

A Day in the Internet
Created by Online Education

Un botón rojo para Barack Obama


Hace unos días se empezo a hablar de un tema que dará diferentes opiniones creo, el tema es que el senado de EE.UU mediante un proyecto a futuro podría darle el poder a Barack Obama de desconectar cualquier servidor del país ya sea redes del gobierno, telefonía, energía, tráfico y otras mas, todo esto frente a una posible amaneza ciberterrorista, con el objetivo de minimizar daños.

Y la verdad suena bastante bien, frente a una posible amaneza ciberterrorista desconectamos todo que es la solución mas rapida y segura, pero a mi parecer y seguro el de muchos es totalmente absurdo que le den esa especie de poder a un presidente, es increíble lo que la política y el poder pueden llegar a hacer contal de darle el control de la mayoría de las cosas violando restricciones de privacidad.

Es el mundo en el que estamos, cada vez se desea mas el control total de las cosas y ahora lo quieren implantar sobre internet, esperemos que esto se pueda solucionar de otra manera y piensen una mejor manera de resolver esto que no sea desconectando servidores, muchos de ellos esenciales.

Noticia en The Inquirer

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.