¿Qué es la inteligencia?


Pregunta de siglos y siglos que fue generada por Cicerón unos cuantos años A.C., y no es que la voy a responder en este post, pero sí quería compartir mi punto de vista sobre esto, ya que esta semana tuve mucho de este concepto dando vueltas en mi cabeza y quería plasmarlo de alguna forma.

Todo comenzó a principio de semana en una charla con mi novia en la que hablábamos sobre una de sus clases, en ésta la que la profesora planteaba diferentes ejemplos de personas reconocidas mundialmente y al mismo tiempo preguntaba si eran inteligentes y por qué. Al parecer en esa clase surgieron respuestas de lo más variadas, algunas sin sentido, pero lo importante es que siempre por el mismo camino u otro, llegábamos a una definición compartida.

Siguiendo con los hilos conductores de este concepto, un par de días después tuve una reunión con algunos de los integrantes del equipo del TEDxLagunaSetúbal, y el tópico de esta reunión era las inteligencias múltiples. Nuevamente en esta ocasión, a través de diferentes conceptos que fuimos relacionando como creatividad, habilidad, memoria y demás, también llegamos a una definición bastante acertada a la comúnmente conocida.

Podría decir con mis palabras, que la inteligencia es una capacidad que posee nuestro cerebro para comprender los patrones que nos rodean y actuar en base a eso.

No me sentía totalmente cómodo con esta definición, y aquí aparece el otro eslabón que terminó de cerrarme la idea. En estos días estoy terminando de leer el libro “El Elemento” de Sir Ken Robinson (conocido mundialmente por su charla “Las escuelas matan la creatividad”), en el que a modo de resumen, lo que plantea es cómo encontrar nuestro “Elemento”, ese punto de encuentro entre las aptitudes naturales y las inclinaciones personales, es creatividad e innovación genuina que surge de haber encontrado lo que nos apasiona. Es un concepto más complejo que involucra factores como el contexto, la educación, la cultura, la sociedad y más, pero básicamente es eso, encontrar lo que nos hace perder la noción del tiempo cuando lo hacemos y que nos gusta.

Ahora bien, dicho eso y volviendo a lo de la inteligencia. Sabemos que todos nacemos con una base inteligente, por decirlo de alguna manera, esta base en cierta forma se desarrolla bajo el concepto de transmisión genética e instintos que tenemos como especie humana, compartidos a través de la evolución. A medida que pasan los años y se desarrollan nuestros receptores sensoriales, vamos adquiriendo información del mundo, conocimiento, experiencias, herramientas que nos permiten relacionar todo eso y a partir de ahí las inteligencias se van desarrollando. La motivación, los gustos y serendipia hacen que lleguemos a nuevos horizontes y con ello lleguemos a encontrar nuestro Elemento. Con esto quiero decir que, esa búsqueda te lleva a desplegar ese potencial y la plasticidad de nuestro cerebro hace que se adquieran nuevas habilidades y cree relaciones donde no las había. En síntesis, esa inteligencia (sea cual sea) se desarrolla en la búsqueda de nuestro Elemento, esa zona de confort y spa cerebral que hace que las ideas surjan libremente.

Con todo esto en mente, mi propia definición de lo que es la inteligencia sería algo así: es la capacidad de adaptarnos,  reconocer los patrones del Universo y en base a eso desarrollar nuestras habilidades cognitivas e impactar en nuestro entorno.

No es una definición final ni mucho menos, es solo un concepto que generé conectando los puntos mencionados anteriormente y que me terminó de cerrar un poco más en base al poco conocimiento que tengo del tema. Todos estamos de acuerdo en que el concepto de inteligencia fue mutando a través de los años. Actualmente la versión industrializada de la inteligencia no existe más, o mejor dicho no se hace tanto hincapié en ella y se migró más al concepto de inteligencias múltiples introducido por Howard Gardner hace poco más de 20 años. Quizá dentro de otros 20 años cuando tengamos implantes cerebrales para potenciar nuestras capacidades, el concepto sea diferente y se apunte a otra cosa, pero bueno hoy por hoy, lo que sabemos es que el dinamismo es la clave de todo, creatividad, inspiración, complejidad, percepción, etc.

Como siempre, invito a compartir su visión al respecto y armar un lindo debate 🙂

Nuevos test


Para los que hicieron el test de inteligencia que les deje hace rato ahora les dejo otros que encontre y estan muy buenos:

  • El primero es un test orientativo de 18 preguntas
  • El segundo es un test de 40 preguntas para medir el Cociente Intelectual (CI)
  • El tercero tambien es un test para medir el CI con 33 preguntas que deben finalizarse en 20 minutos.

Espero sus comentarios sobre como les fue 😉