Bienvenido a la vida, en la Singularidad


Webeando por internet como siempre, y más hoy que es su cumpleaños, llegué a un video muy interesante que llamado Welcome to Life: the singularity, ruined by lawyers (Bienvenido a Vida: La singularidad, arruinada por abogados). Sí, otro video que habla sobre la singularidad tecnológica y todo ese rollo, pero con una mirada particular y más específicamente mostrándonos un sistema denominado Life, que vendría a ser un sistema de respaldo para que nuestra mente siga activa en la red luego de que nuestro cuerpo muera.

Y quien no se ha puesto a pensar, ¿qué pasa con todas esas cuentas, con toda esa información?, ¿nuestros Yo digitales se mantendrán vivos?, bueno, esto va más allá. La idea sería que en el año 2052 subamos nuestra consciencia a una red y así, digitalizando nuestra vida, accederíamos a diferentes planes y ciertas capacidades, como por ejemplo, realizar distintas actividades, tener aprendizaje acelerado, acceder a copias de respaldo, etc. muy loco!. Esto me recuerda mucho a la película Vanilla Sky (el que no la vio, se está perdiendo una película espectacular!), no es totalmente igual, pero en cierta forma está relacionado.

Hablar sobre este tema genera más preguntas que respuestas, y estaríamos horas y horas hablando de qué es lo que pasaría. Ahora estamos en 2012 y puede que este video sea una suerte de analogía con las revistas de la década de los 50, cuando para el año 2000 se profetizaban autos voladores y robots por todos lados. Quizá en 2050 hablemos de este video como otro fiasco futurista, o no, y todos tengamos una posible cobertura para ese servicio.

Que mejor que ver, así que acá el video:

Anuncios

La Singularidad Tecnológica


“En un plazo de 30 años, tendremos los recursos tecnológicos para crear una inteligencia superhumana”

Vernor Vinge

Conocía sólo dos definiciones de singularidad, la singularidad matemática donde en un punto una función tiende a infinito y la singularidad física para describir lo que ocurre dentro de un agujero negro. Ahora hace un tiempo adopte una tercera definición que es la de singularidad tecnológica, utilizada para determinar el momento en que el progreso tecnológico se vuelve tan acelerado llegando un punto en el que la inteligencia humana es superada por la capacidad de procesamiento de las máquinas, y la fusión entre humanos y máquinas sería un hecho.

Comencé a leer sobre la singularidad tecnológica gracias a las experiencias de Santiago Bilinkis que comentó en su blog sobre su estadia en Singularity University (La Universidad de la Singularidad) fundada por Ray Kurzweil (experto en inteligencia artificial y autor del libro The Singularity is Near) y Peter Diamandis, y financiada por Google y la NASA entre otros. Lo que plantea Kurzweil es que existe un crecimiento exponencial de la tecnología, cosa que comparto y seguro muchos de ustedes estarán de acuerdo, los descubrimientos, innovaciones y desarrollos en ciencia y tecnología ocurrían con muchos años de diferencia entre ellos, ahora todos los días leemos noticias sobre nuevas tecnologías, avances en inteligencia artificial, nanotecnología, astrofísica y muchas áreas mas que tiempo atrás sólo eran cosa de ciencia ficción.

Como dije todo parece mucha ciencia ficción y matrix, pero piénsenlo por un momento solo se trata de proyectar la evolución que hasta donde sabemos no tiene techo, como modelo siempre expongo esto: piensen que formamos parte de la civilización egipcia y alguien nos dice que un futuro habrá aparatos que nos permitirán comunicarnos por ondas de radio, podremos enviar naves espaciales a la luna y existirá algo llamado internet, es casi seguro que no lo creeríamos, y el que si será tratado de loco, ahora bien, sabemos que todo este proceso llevo miles de años y el mismo proceso evolutivo evolucionó llegando a que en nuestros días se produzcan los cambios que estamos viviendo tanto en la ciencia y tecnología como en la cultura y la sociedad, creo que esta singularidad está mucho mas cerca de lo que muchos creen, “nuestro destino es el conocimiento” dijo Carl Sagan.

Para terminar les quiero dejar una entrevista a Ray Kurzweil muy recomendada donde plantea un poco los aspectos que comenté en el post.